CLASES DE ALIMENTOS

Puede realizarse una clasificación de los alimentos atendiendo a varios criterios. Aquí tomaremos dos en consideración: la composición química (cuantitativa o cualitativa), y la función principal que desempeñen

De acuerdo con su composición

Alimentos simples: Tienen una composición química restringida a uno de los diferentes principios inmediatos, y pueden ser:

- Inorgánicos: son el agua, los elementos minerales y el oxígeno. El agua se obtiene de la bebida y de los alimentos que la contienen. Se precisan unos 2,5 litros diarios de agua. Los elementos minerales son aportados, generalmente, por otros alimentos. Así la leche es rica en Ca y P; el Fe es abundante en el pescado; los huevos contienen S y P

- Orgánicos: Son aquellos que contienen un solo tipo de moléculas, así que son una minoría. Se puede citar el azúcar de caña y de remolacha, que sólo contienen sacarosa.

Alimentos compuestos: Son la mayoría de los alimentos naturales que se consumen y constan de varios principios inmediatos, aunque, en general, predomina un tipo de estos, por lo que se pueden establecer tres categorías: ricos en glúcidos, en lípidos o en prótidos

- Alimentos ricos en glúcidos: Suelen ser de origen vegetal. Unos son azucarados como los frutos dulces (uvas, higos, etc.) y derivados (mermeladas, compotas...) y otros son feculentos como las patatas, legumbres, cereales y derivados (pan, pastas, etc.). Alimentos animales de este grupo son la leche (con lactosa), el hígado (rico en glucógeno), etc.

- Alimentos ricos en lípidos: Entre los de origen animal se encuentran el tocino, la mantequilla, la nata, la yema de huevo, etc. Entre los vegetales tenemos los aceites, las semillas oleaginosas (almendras, pipas de girasol), el coco, el aguacate, etc.

- Alimentos ricos en prótidos: Predominan los de origen animal, como la carne, pescado, huevos, queso y leche. Los de origen vegetal más importantes son el trigo y derivados y las legumbres secas.

Alimentos complejos: Son aquellos que contienen los diferentes principios inmediatos en las proporciones necesarias para satisfacer las necesidades nutritivas de un individuo. En realidad no existen alimentos que se ajusten a esta definición, pues a todos les falta, cierta cantidad de algún principio inmediato. El que más se aproxima es la leche (a la que le falta hierro), seguido del pan y los huevos.

Según su función fisiológica

Alimentos energéticos, destinados a ser degradados para obtener energía en los procesos respiratorios. Son los alimentos ricos en glúcidos y en lípidos

Alimentos plásticos: se emplean para la adquisición de monómeros para la biosíntesis de las moléculas propias del organismo. Son los ricos en proteínas

Alimentos reguladores, ricos en vitaminas y oligoelementos imprescindibles para la actividad enzimática. Destacan las frutas, los cereales y la leche

Un mismo alimento puede cumplir varias de estas funciones, como ejemplos tenemos el agua, que tiene fines plásticos, puesto que mantiene la forma de las células y tejidos, además de su finalidad propia (transporte); los ácidos grasos poliinsaturados, que pueden ser utilizados con fines energéticos, plásticos o catalíticos